DE VIAJE CON SABRINA. Viena, la ciudad de los bosques


Esta semana viajé a Europa Central a una de las ciudades más culturales, Viena, la cual está llena de hermosos jardines y bosques. Una ciudad que invita a caminar por sus calles llenas de espléndidos edificios, algunos históricos, algunos modernos y algunos simplemente famosos, debido a quien los ocupó. Allí hay cerca de 27 castillos y más de 150 palacios.

Los jardines están estéticamente bien cuidados e invitan a paseos agradables y a citas escondidas. Además aquí en Viena hay mucho para ver: desde la catedral gótica de San Esteban o el Palacio Imperial Hofburg, hasta el impresionante palacio barroco de Schˆnbrunn o el Museo de Bellas Artes.

El símbolo de la ciudad es su catedral, Stephansdom, una obra maestra de la arquitectura gótica, un monumento característico, y otra gran obra es el palacio Schˆnbrunn que tiene su origen en los tiempos barrocos, donde vivía la emperatriz María Teresa quien hizo construir este para sus hijos, con más de 1,000 habitaciones. Una de las cosas que me dijo la guía de esta bella ciudad es que la seguridad está ubicada en el puesto #1 en Europa, donde se puede vivir sanamente. Si una mujer quiere salir a las 3:00 de la madrugada lo podrá hacer sin ningún peligro.

Los alrededores de Viena tienen gran encanto de paisajes románticos y pintorescas localidades. Su gastronomía es rica y variada, debido a la mezcla de platos de diferentes países. Su plato típico es el Wienerschnitzel, una enorme lonja de carne de cerdo empanizado acompañado con patatas, un delicioso plato que yo le recomiendo que prueben. Otra cosa fascinante que tiene Viena es la ópera, para aquellos amantes de la buena música.

Los cafés han sido parte esencial de la vida vienesa. Para ellos un café es algo más que un lugar al que se va a beber, es un centro de reunión, un sitio donde tomar un aperitivo o un almuerzo ligero y un refugio para darse un respiro de la vida de la ciudad. También está su parque municipal donde uno puede encontrar siempre una orquesta tocando, para así disfrutar de su música y tradición.

De los atractivos que más disfruté fue ver las calles repletas de hermosos letreros con modelos espectaculares. Además tuve el privilegio de hacer un tour especial por uno de sus bosques y deleitarme con la paz que allí se respira.

Si está en Viena no deje de pasear por sus bosques, además de disfrutar de la paz espiritual, los árboles y sus pajaritos, que parecen hacerse cómplices para deleitar a los visitantes. Hasta la próxima semana si Dios lo permite, chao.

Sabrina Brugal

Miércoles 12 de Mayo del 2010 - Listín Diario (suplemento La Vida)

http://www.listin.com.do/la-vida/2010/5/11/141569/Viena-la-ciudad-de-los-bosques


1 comentario:

  1. conozco un sitio mucho mas romantico para pasar co ntu pareja,mirad aqui dejo el link:

    http://es.monazen.com/ensueno-spa.html

    este sitio es genial! yo he ido muchisimas veces , y hay escadas romanticas con tu pareja, relajación total, masajes y muchas cosas que ara mismo no me acuerdo jeje, bueno espeor que os guste !

    ResponderEliminar