DE VIAJE CON SABRINA. Santiago más bello que nunca.


Esta semana disfrutamos de nuestro país, y es que, visité el centro del Valle del Cibao, la “Ciudad Corazón”, Santiago de Los Caballeros. Desde que llegué quedé impresionada con su entrada, al ver sus calles limpias, su clínica Home, que compite con centros internacionales con los servicios que ofrece; con sus hoteles, y con todo un escenario donde se respira la alegría y la simpatía del santiaguero.

En esta oportunidad fui invitada a los hoteles Hodelpa gracias a Edmundo Aja, presidente y Clara Luz Pérez, directora de Medios.

De verdad que, aunque con cambios positivos en su imagen, Santiago sigue siendo el mismo pueblo alegre y encantador que recoge la historia a través de sus monumentos, como lo es su símbolo emblemático el Monumento a los Héroes de la Restauración.

Aquí usted sube y disfruta de una vista espectacular de toda la ciudad. Una de las más hermosas tradiciones que tiene esta ciudad es el paseo en coche tirado de caballo donde se pueden recorrer sus calles en este antiguo transporte.

El carnaval de Santiago es fabuloso, allí encontramos a Los Lechones y Los Pepines que son los diablos que representan a esta ciudad, disfrazados con coloridos trajes para atacarse unos con otros. Los Lechones usan máscaras que se asemejan a los cerdos, mientras que los Pepines usan máscaras con cuernos puntiagudos.

Asimismo, disfruté de la magia y el colorido de la Gala del Carnaval que organiza mi amigo Víctor Erarte que, como cada año quedó espectacular. Allí me deleité con todas las comparsas que desfilaron desde El Teatro Nacional de Santiago y disfruté de uno de sus personajes más significativos como lo es “El roba la gallina” representado por otro gran amigo, Raudi Torres, que como siempre se la luce con ese traje majestuoso de su personaje. En esta oportunidad lució un traje color oro.

Por otro lado, Santiago está lleno de restaurantes para todos aquellos amantes de la gastronomía. Los hay especialistas en carnes, en pescados y mariscos, y en fin, hay uno para cada gusto.

Una de las cosas que más me llamó la atención fue el plato de cocodrilo que preparan en esta hermosa ciudad.

La diversión nunca termina porque las noches están llenas de emociones y de lugares donde pasarla bien. Discotecas, bares y otros ambientes se encargan de hacerle disfrutar a todo dar.

Así que cuando vayas al Cibao no dejes de visitar Santiago, la Ciudad Corazón. Hasta la próxima semana, si Dios lo permite, chao.

Sabrina Brugal

Miércoles 3 de Marzo del 2010 - Listín Diario (suplemento La Vida)

http://www.listin.com.do/app/article.aspx?id=133447

No hay comentarios:

Publicar un comentario